Tatuajes oposiciones Guardia Civil. ¿Qué tatuajes están permitidos?

El tema de los tatuajes para acceder a la Guardia Civil suele ser una de las preguntas que se hacen las personas que van a opositar para entrar a este cuerpo militar.

Este artículo tiene la intención de resolver todas las dudas que tengas respecto a este tema, y gracias a la experiencia contada por un compañero que se preparó con nuestro temario, nos centraremos en hablar sobre el tema de los tatuajes, ya que es un tema que preocupa bastante (como comentamos), a todos los opositores y opositoras que tienen tatuajes, y sobre todo, a mucha gente joven que ya dispone de tatuajes en su cuerpo antes de entrar a estudiar la oposición a Guardia Civil.

Tatuajes no permitidos en la Guardia Civil

Dicho esto, vamos a aclarar las dudas que surgen respecto a este tema. Para ello accedemos a los requisitos de la convocatoria, y si vemos las cláusulas exclusión en el apartado de tatuajes, la normativa nos dice que hemos de carecer de tatuajes que contengan expresiones o imágenes contrarias a los valores constitucionales autoridades o virtudes militares que puedan atender contra la disciplina de la imagen de la Guardia Civil, así cómo que reflejen motivos que representen discriminaciones de tipo sexual, racial, étnico o religioso.

Asimismo, tampoco se permiten los tatuajes, argollas o extensiones cómo automutilaciones o similares. Que puedan ser visibles vistiendo las diferentes modalidades de los uniformes de uso general del Cuerpo de la Guardia Civil.

En resumen, el acceso a la Guardia Civil, se basa en el uniforme reglamentario (como puede ser el uniforme de verano), el cual consta de pantalones largos y un polo de manga corta. Si tenemos tatuajes que se vean por debajo de donde acaba la marca del polo de manga corta, se contemplaría como no apto y sería un motivo de exclusión en el proceso selectivo para ser Guardia Civil.

Si se da el caso de qué tenemos un tatuaje y no se ve con la manga normal pero está muy pegado, es decir, está justamente sobre un centímetro o dos de la manga, comprobarán mediante la prueba del saludo militar, si al realizar este gesto un tatuaje puede asomar o no.

Si este es tu caso, y tienes un tatuaje o crees que es muy justo. En definitiva, tienes la duda de si te admitirán o no en el cuerpo, lo más adecuado es ir a un profesional médico (siempre que estés decidido a entrar en el cuerpo y opositar como Guardia Civil), y que borrar la marca del tatuaje realizado con anterioridad.

Es verdad que es un proceso que puede que sea caro, pero también es muy triste que después de pasar todo el proceso selectivo, llegar a la última prueba y que nos tengan que excluir del proceso de selección para acceder a la Guardia Civil por este tatuaje.

Por otro lado, hay otro tipo de tatuajes que aunque sean invisibles, serán motivo de exclusión para ser Guardia Civil. Estos tatuajes son los que van en contra de la Constitución, de la religión… Estos serían los principales motivos por lo que quedarías excluido en caso de querer acceder y tener tatuaje que no se permita, según los requisitos establecidos. Si tienes un tatuaje y cumple con los requisitos no vas a tener ningún problema para superar el proceso selectivo.

Por último y como consejo, no tires la toalla por un tatuaje, ya que existen alternativas para poder solucionar este problema y que finalmente puedas continuar con tu camino, para conseguir una plaza opositando y convertirte en Guardia Civil. Un tatuaje no hará que te detengas.

Give a Comment