Las pruebas de la fase de oposición

A través del examen de oposiciones para maestro, el objetivo es que el aspirante demuestre las competencias y conocimientos que necesita para el puesto. Por lo que debe tener la personalidad y actitudes más idóneas con el puesto que va a desempeñar.

En las pruebas nos encontramos que las  oposiciones de magisterio incluyen:

  • Pruebas teóricas de conocimiento del temario oficial.

Te pedirán que demuestres los conocimientos desarrollando por escrito un tema.

El candidato de cualquier oposición debe conocer y estudiar el temario oficial con el fin de demostrar si tiene los conocimientos de carácter teórico y científico necesarios para ejecutar correctamente las funciones del puesto de trabajo al que aspira.

Habitualmente, en las pruebas de magisterio el o la aspirante tiene que desarrollar por escrito un tema, de entre dos posibles elegidos al azar por el tribunal, del temario oficial.

  • Pruebas prácticas:

Esta parte puede ser muy diversa, sirve para poder evaluar las aspectos del candidato en cuanto a sus habilidad y actitudes pedagógicas. Así como su capacidad para ensear y comunicar.

Ejercicios prácticos para comprobar si el candidato tiene los conocimientos científicos y las habilidades técnicas correspondientes a la especialidad docente a la que opta.

Aunque puede variar, normalmente el candidato debe preparar una unidad didáctica que deberña defender de forma oral.

Fase de concurso

En la fase de concursos de las oposiciones de primaria se valorar dos tipos de competencias:

La formación académica.

La experiencia docente

En el documento legal correspondiente a cada oposición se incluye toda la información relativa a los baremos: sistema de evaluación de los méritos, máximo de puntos de cada competencia y total de puntos máximo. En algunas oposiciones únicamente pasan a la fase de concurso los candidatos que han superado la fase de concurso.